Blog colaborativo

domingo, 8 de junio de 2014

Trabajo final del curso: portafolios y memoria

Ha sido un curso muy intenso, en todos los sentidos. Los métodos abiertos implican mayor dinamismo, mucho movimiento y, también, la necesidad de aprender otras cosas que no están en el libro de texto: resolver problemas, afrontar conflictos, trabajar en grupo de forma cooperativa. 
La sensación de mucha gente es que se ha aprendido poco o, incluso, que no se ha aprendido nada. Es un mecanismo de defensa ante lo nuevo. Con lo cómodo que me sentía siguiendo las lecciones del maestro, haciendo ejercicios del libro a solas y en silencio. Podía demostrar lo que valgo, no como en las clases bullangueras y los proyectos, que unas veces acaban bien, otras regular y otras qué mal.
Lo que ha ocurrido es que hemos cometido errores, empezando por el profesor. En el método conocido hay poco margen para la prueba y el error, o ninguno: el error significa un cero. Pero recordad al menos esto: de los errores también se aprende. Si me cierro a esta evidencia, ciertamente, no aprendo. Aprendo rectificando. Aprendo mejorando. Aprendo volviendo a probar, aventurándome y volviendo a equivocarme... creando y recreando.
Mirad, por muy malo que yo fuera como profesor, aunque fuera un incapaz, un malaspulgas y un memo (quizá lo sea, en alguna medida), no sería bueno para vosotras y vosotros acabar el curso sintiendo que hemos perdido el tiempo, el esfuerzo (mucho o poco), la oportunidad. Como diría nuestro amigo y orientador Víctor, es mejor ganar que perder. Así de simple.
Así pues, nuestra última tarea del curso consiste en revisar todo lo hecho para seleccionar lo mejor y poner un poco de orden en nuestras ideas:


1) Elaborar un portafolios del curso

Consiste en un resumen de las tareas realizadas, a través de la selección de nuestras mejores obras (como haría un artista para presentarse), la revisión y la autoevaluación de lo hecho (como hace una persona cuando madura).


2) Apoyarse en el portafolios para redactar una memoria de aprendizaje. 

Se trata de una redacción sencilla, que no ocupa más de dos páginas, basada en la secuencia del curso. Es decir, una historia de mi aprendizaje durante nueve meses. Puedes añadir, además, una conclusión diciendo qué es lo que más huella te ha dejado.

Después de las notas tendrás la oportunidad de evaluar el trabajo del profe, con toda libertad, así que fíjate en lo que has ganado, no en lo que te ha hecho perder :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada