Blog colaborativo

jueves, 3 de octubre de 2013

La Giraldilla

La Giraldilla es una torre muy antigua situada más o menos en el centro de Lebrija . Está junto a la parroquia de la Oliva. Actualmente se usa de campanario pero antes la usaban los musulmanes para rezar. Se reconstruyó en el siglo XVI, años después que la parroquia. Tiene muchas ventanas y arriba tiene una veleta. Se restauró hace unos años para poderla conservar. Está hecha de piedra y para poder subir al campanario hay unas rampas de piedra. Desde arriba se ve todo el pueblo y sus marismas. Es de color marrón muy claro y sus campanas son grises y muy grandes. A cada hora suena una campana y suena tantas veces según la hora que sea. La veleta señala de dónde viene el viento y es bastante grande.
Tiene dos puertas, una principal y otra trasera, la principal se llama Puerta del Sol. En la parte más alta está el Giraldillo, que muestra dónde sopla el viento.
Arriba del todo hay un campanario que tiene doce campanas y cuatro de ellas son muy grandes. Cuando estás arriba del todo se ven Lebrija y las marismas enteras.
_____________________________________________________________________________________

Hace 700 años los musulmanes conquistaron gran parte de España, a la que llamaron al-Ándalus. Entonces, empezaron a edificar torres, y la Giraldilla es una de ellas. Se tardó tanto en construir, que los españoles tuvimos que terminar de construirla.
_____________________________________________________________________________________

La Giraldilla es un dato histórico en Lebrija, por lo que embellece su perfil histórico y turista. Además, desde muy lejos, o desde muy alto, se puede ver la Giraldilla perfectamente, lo cual es bastante bonito.
Se debe de cuidar porque representa el pueblo. Nunca deberían derribarlo y en el caso de que se deteriorara deberían restaurarla.


Para subir el día en que la abren es el domingo de resurrección.




Esta es la Giraldilla de Lebrija.
Uno de los monumentos históricos más importantes de Lebrija.






Realizado por Benito Manuel Calvo Ruiz, Francisco José Fernández Andrades y María Teresa Cordero Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada