Blog colaborativo

sábado, 9 de noviembre de 2013

EL CASTILLO DE LEBRIJA 1º A

FORMACION DEL CERRO DE LEBRIJA Y SU MURALLA
Durante la época musulmana, la llamaron lebri-sha. En esta época, pérdida ya su condición portuaria, Lebrija pasa a ser una ciudad media que vive de la explotación agraria y conserva un importante valor estratégico para el control y defensa del estuario del Guadalquivir, por ello se construye un castillo en el cerro de su nombre que, unido a la muralla de la ciudad, pasará a cumplir las funciones de alcázar como en otras ciudades hispano-musulmanas. La primera fundación del Castillo se debió a almohades , a principio del siglo xiii.





IGLESIA
Exterior
Exteriormente se muestra como una iglesia de líneas muy sencillas, con una simple portada a los pies donde se abre una puerta central bajo un arco de herradura apuntado enmarcado por un alto alfiz.
Interior

Interior de la iglesia, de tres naves separadas por arcos de herradura.
Se trata de una pequeña iglesia de tres tramos y tres naves separadas por pilares rectangulares con sus ángulos achaflanados que soportan arcos de herradura apuntados con alfiz.
Su cubierta, en general, queda resuelta al estilo mudéjar, a base de armadura de madera, de par y nudillo en la nave central y de colgadizo a un agua en las laterales. No obstante, su Capilla Mayor se cubre con una bóveda de crucería apuntada, típico de las iglesias gótico-mudéjares, y la Sacristía con bóveda de cañón con arcos fajones.
Conserva esta iglesia una cúpula sobre trompas, de base octogonal, en la nave del evangelio, con la clásica decoración a base de lacería mudéjar, así como una pequeña torre en la cabecera, de un solo cuerpo, con arco de medio punto con alfiz.
En su interior conserva algunos retablos y lienzos de los siglos XVII y XVIII, así como una imagen de la patrona de la localidad, la Virgen del Castillo, una obra tardo gótica en madera policromada de finales del siglo XVI, muy transformada durante el período barroco, centrada hoy en el Retablo Mayor.
Bien de interés cultural, la iglesia de Santa María del Castillo de Lebrija está catalogada como monumento, y así consta publicado en La Gaceta de Madrid con fecha de 1931.




VIRGEN DEL CASTILLO (PATRONA DE LEBRIJA)
La primera referencia documentada de la consideración de la Virgen del Castillo como patrona de Lebrija la encontramos en abril de 1643. Por estas fechas, esta imagen era venerada, no sólo dentro de este pueblo, sino por la comarca debido a la devoción que obtenía de sus innumerables fieles. En esa misma época aparece un escrito en el que se dictamina que todos los años se organice una fiesta en honor a la Virgen y se saque en procesión a ésta hasta la iglesia mayor del pueblo.
A finales del siglo XVII, la Virgen del Castillo acompañaba al titular de la actual Hermandad del Santo Sepulcro. Por entonces era una imagen crucificada y la Hermandad llevaba el nombre de Nuestro Señor Jesucristo de las Cinco Llagas. La Virgen del Castillo estuvo procesionando en Semana Santa junto al Crucificado de las Cinco Llagas hasta1771, año en el que se incorpora Nuestro Padre Jesús atado a la Columna.
Una fecha importante para la Cofradía del Castillo fue el 1 de noviembre de 1775. Tras los espantosos daños ocasionados por el terremoto de Lisboa y los escasos estragos causados en Lebrija, el ayuntamiento quiso proclamar Patrona a la Virgen del Castillo, por ser la responsable de la protección ante este fenómeno natural.
En 1849, el arzobispo Gregorio López manda elaborar nuevas reglas para la Hermandad. En ellas cabe señalar la prohibición impuesta a la Hermandad de recoger a los titulares de la cofradía el Jueves Santo una vez se pusiera el sol, además, se exigían permisos para que los hermanos posesionarán con el rostro descubierto.
Esta Hermandad llegó a desintegrarse por la muerte de su entonces Hermano Mayor, Andrés Sánchez de Alba. Se reorganiza hacia 1908 al hacerse cargo de ella José Sánchez de Alba López.
El evento más sobresaliente del siglo XX tuvo lugar en 1955. El Ayuntamiento de Lebrija, acordó ratificar, aclamar y declarar el nombramiento de Nuestra Señora la Virgen del Castillo «Patrona de Lebrija».
La historia de la Hermandad desde los años 1960 ha sido vasta. Cabe destacar, el honor de ser la primera Cofradía que procesiona sus imágenes gracias a la labor de sus hermanos costaleros. Esta primera cuadrilla se constituyó en1966, siendo la primera de España.
El 26 de noviembre de 2005 fue un momento importante, ya que se celebró el 250 aniversario del patronazgo de Nuestra Señora del Castillo que estuvo presidido por el cardenal arzobispo de Sevilla Carlos Amigo Vallejo, ya que el anterior sólo era civil. Ese mismo día fue otorgada tras la aprobación en un pleno extraordinario por el Ayuntamiento de Lebrija, la medalla de oro de la localidad y su nombramiento como «Alcaldesa Honoraría Perpetua».
En octubre de 2008 la Hermandad del Castillo aprobó el inicio de los trámites de solicitud de la coronación canónica de la Virgen, la más alta distinción pontificia de los católicos. En enero de 2010 el arzobispo de Sevilla Juan José Asenjo Pelegrina durante su visita a la localidad anunció la coronación canónica de la Virgen del Castillo, que tendría lugar el 12 de octubre de 2012.
Desde 2010 la Hermandad cuenta con la salida procesional de San Pedro apóstol en su día de gloria. Todo esto fue posible al grupo joven de dicha Hermandad que tras varios años de sacrificio consiguieron uno de sus principales objetivos, que era el de poner a San Pedro en las calles de Lebrija.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada