Blog colaborativo

martes, 17 de junio de 2014

Memoria de aprendizaje

Una vez preparado el portafolios del curso, me puedo apoyar en esa visión global de mi trabajo para redactar una memoria de aprendizaje. 
Se trata de una redacción sencilla, que no ocupa más de dos páginas, basada en la secuencia del curso. Es decir, una historia de mi aprendizaje durante nueve meses. Puedes añadir, además, una conclusión diciendo qué es lo que más huella te ha dejado.

Rúbrica para elaborar la memoria de aprendizaje
Indicadores à
Criterios
 Excelente
Bien 
Regular 
Insuficiente 
Narración de su historia de aprendizaje.
Ha narrado el proceso de su aprendizaje, explicando las capacidades, las habilidades y los valores que ha integrado en su personalidad: una identidad nueva.
Ha destacado algunas capacidades, habilidades o valores, a la vez que narraba su historia en el curso.
Ha narrado su historia durante  el curso, aunque tiene poca conciencia de sus aprendizajes.
Ha acumulado hechos sin consecuencias reales sobre su aprendizaje.
Ordenación de la historia en etapas de maduración.
Ha organizado la historia en etapas, que pueden coincidir con el esquema de contenidos del curso (tres trimestres), pero implican, sobre todo, una maduración personal (situación inicial, conflicto o problemas, solución).
Ha ordenado la historia desde un punto de vista personal, a partir de los problemas que se planteó y el modo en que los resolvió, adquiriendo una mayor madurez.
Ha descubierto algún orden en la historia, centrado en los contenidos del curso.
Le cuesta ordenar la historia, sea porque ha aprendido poco, sea porque no ha planteado problemas, sea porque no ha aprendido contenidos.
Énfasis en momentos culminantes: descubrimientos, logros, eventos, conflictos.
Ha analizado su historia y señalado saltos significativos en su aprendizaje, a partir de sucesos memorables.
Ha realizado descubrimientos, ha superado conflictos o ha conseguido productos que le hacen sentir satisfecho/a.
Señala eventos importantes, pero concluye poco o nada de ellos.
No considera que haya ocurrido nada o casi nada que sea significativo en su vida.
Evaluación de lo hecho: lo que no se hizo bien o podría hacerse mejor.
Ha valorado de forma crítica su participación y las propuestas (proyectos, lecturas, etc.) en razón de sus ganas de aprender.
Se muestra capaz de autocrítica y de mejora, pero tiende a echar culpas a los demás.
Ha criticado las propuestas, pero no ha valorado su propia aportación y sus posibilidades de mejora.
Se limita a consignar hechos, sin tomar una postura personal, ni buscar mejoras.





Graffiti sobre la historia de Ana Frank en Amsterdam

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada