Blog colaborativo

jueves, 5 de junio de 2014

Malagueña. By: Rocio Romero, Lucia Martin, Ana Lopez y Jamila.

MALAGUEÑA: las malagueñas es un palo del flamenco, tradicional de Málaga (por eso se llama malagueñas), procede de los antiguos fandangos malagueños. Se convierte en estilo flamenco en la primera mitad del siglo XIX. Este cante no tiene baile propio pero tiene un gran registro melódico. Se acompaña a la guitarra por arriba y es un cante "ad libitum". Su tiempo es ¾ andante y expresivo. Sin embargo, no tiene un ritmo externo estricto, porque el cantaor puede alargar los tercios a voluntad y algunas veces retrasa el compás y otras lo adelanta. La guitarra gana mucha complejidad en el toque por malagueñas, debido a la amplia gama de arpegios, trémolos y demás. La malagueña se diferenció del fandango local porque su toque se hace cada vez más lento, sostenido, logrando así una extraordinaria riqueza. Las notas son mi mayor y fa mayor, siendo su tónica la menor. Cante muy acompasado, melodioso y solemne que adquirió categoría de cante grande en las voces de Enrique el mellizo y Chacón.
 Existen diversas modalidades de malagueñas, debidas a las creaciones individuales de una serie de intérpretes tanto naturales de Málaga, como nacidos en otros lugares de Andalucía. Diego Clavel ha recogido en disco hasta cuarenta y siete estilos diferentes de malagueña. Es un cante con copla de cuatro o cinco versos octosílabos, que generalmente se convierten en seis por repetición de alguno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada